Consecuencias del estrés en la boca

8 de abril de 2013

Hoy día es muy probable que el estrés sea la segunda causa de los daños que sufren los dientes y la cavidad oral detrás de la enfermedad periodontal.

El estrés tiene en la cavidad oral repercusiones mucho más importantes de las que podíamos sospechar hace unos años.

Directamente y para liberar la tensión cada vez es más frecuente que muchas personas aprieten o rechinen los dientes con la consiguiente fatiga y espasmo (contractura) de los músculos de la masticación (músculo masetero, temporal, pterigoideos…), artritis y disfunción (mal funcionamiento) de las articulaciones temporomandibulares. Esta patología se conoce como bruxismo.

bruxisme

El bruxismo o hábito de apretar puede provocar fracturas, desgastes y/o movilidad en los dientes con el resultado final de pérdida de los mismos si no se diagnostica a tiempo.

La artritis o la disfunción temporomandibular puede dar sintomas a distancia como cefaleas (dolores de cabeza), cervicalgias (dolor en vertebras cervicales ) e incluso dorsalgias y lumbalgias (dolor en vertebras dorsales y lumbares.

En la cavidad oral y también como consecuencia del estrés se produce una disminución de la secreción salivar (boca seca) que repercutirá en un aumento de prevalencia de caries y de enfermedad periodontal.

Por todo ello es muy importante acudir a revisiones al menos una vez al año o cuando aparezca algún síntoma que nos sugiera un “desequilibrio” o dolor en dientes o encías, para aplicar el tratamiento adecuado.


Compartir


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Switch to our mobile site