¿Si estoy embarazada puedo ponerme un implante dental? Recomendaciones para una buena salud dental durante el embarazo

31 de enero de 2013

La respuesta es muy clara. Si la intervención no precisa de carácter urgente, es preferible posponer la colocación de un implante dental en mujeres embarazadas. Es aconsejable que cualquier tratamiento dental se realice en el segundo trimestre del embarazo.

¿Por qué? Es fundamental garantizar una buena salud bucal para evitar cualquier alteración que pueda afectar la salud general de la madre y la del futuro bebé. Y para ello, se deben minimizar los riesgos y reduciendo las intervenciones a aquellas que sean estrictamente necesarias.

¿Si estoy embarazada puedo ponerme un implante dental?  Recomendaciones para una buena salud dental durante el embarazo

Aunque las siguientes recomendaciones son de carácter general y se podrían aplicar a la mayoría de la población, en mujeres embarazadas cobran más importancia que nunca.

  • Llevar una alimentación equilibrada.
  • Realizar visitas periódicas al dentista —trimestrales, a ser posible— para prevenir o detectar a tiempo cualquier tipo de alteración en la boca (caries,…).
  • Hay que tener en cuenta que hay síntomas, como el aumento de acidez salival, que son habituales en mujeres embarazadas y que desaparecen tras el parto sin causar ninguna molestia más. La gingivitis también es común durante el embarazo.
  • Cepillarse minuciosamente los dientes un mínimo de dos veces al día durante cinco minutos, preferiblemente por las mañanas y antes de acostarse.
  • También es aconsejable utilizar un cepillo de dientes con filamentos suaves o un cepillo eléctrico de buena calidad. Por regla general, se deberá reemplazar el cepillo cuando muestre señales de desgaste o cada tres meses, y también después de un resfriado o proceso gripal, puesto que puede acumular gérmenes y provocar otra infección.
  • Optar por el hilo dental o los cepillos interproximales para eliminar la placa de las zonas donde no acostumbra a llegar el cepillo de dientes convencional.
  • Utilizar una pasta de dientes con flúor, ya que está demostrado que previene la formación de caries. También existen productos dentífricos diseñados para la gingivitis, la sensibilidad o la halitosis.

Compartir


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Switch to our mobile site